Neil Young in the back seat. (Henry Diltz, 1975)

 

Conocí a Neil Young en 1966 cuando vino a Los Ángeles y se unió a Stephen Stills para formar Buffalo Springfield. Pasé de cinco años como músico de folk en el Modern Folk Quartet a convertirme en un tipo con una cámara que pudo salir con amigos músicos y documentar sus vidas.

A principios de los años 70, pasé un tiempo subiendo al Broken Arrow Ranch de Neil en el norte de California con mi director de arte, Gary Burden (quien aún dirige todas las obras de arte de Neil). Tomábamos paseos matutinos por el rancho inspeccionando cosas o pasábamos el rato en la sala de estar mientras Neil simplemente estaba siendo Neil. Hice lo que siempre hice, que era fotografiar todo lo que veía.

Siempre me ha gustado mucho la música y las letras de Neil, así como de la mayoría de las personas que he visto a través de mi cámara. He asistido a muchos de sus conciertos a lo largo de los años y he pasado muchas horas escuchándolo hablar y reír, ¡lo cual hace mucho! Hay una buena razón por la que ciertas personas suben a la cima: tienen un punto de vista increíble y pueden articularlo y compartirlo a través de su música. Ese es Neil Young!

Por cierto … mi canción favorita de él es “Cortez the Killer”.

Henry Diltz

 

Fuente: http://floodmagazine.com/39758/distant-camera-henry-diltzs-portraits-of-neil-young-1966-1975/

Rivadavia y Medrano. (Horacio Coppola, 1936)

 

“Como fotógrafo, al igual que como cineasta, nunca parto de la cámara, siempre parto del mundo que me interesa. Lo observo y así creo las imágenes dentro mío. Luego la cámara se transforma en el elemento necesario para plasmar esas imágenes. Tanto desde el balcón de mi casa como recorriendo las ciudades, he sacado fotos de una forma natural, es como cuando uno aprende a leer y a escribir sin percatarse de ello.”

Horacio Coppola

Cássia Eller. (Deborah Dornellas, 1993)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Estas fotos fueron tomadas en San Pablo, a principios de 1993, en un estudio de grabación de vídeo, durante las grabaciones de los clips del segundo disco de Cássia: O Marginal (1992). Son fotos de bastidores. Por increíble que parezca, ella estaba tímida (en realidad, ella era muy tímida), entonces decidí pedirle que cantara, para que se quedara más a gusto con los clics de la cámara. Los cromos fueron todos hechos así, con ella cantando. Uno de ellos fue incluso usado en el cartel de la película documental sobre Cássia. Las fotos en las que está de camiseta blanca fueron hechas para ser usadas en los carteles de un patrocinador del estado de Ceará, donde ella haría un show a continuación. ¡Las historias con Cássia son muchas! Si puedes, ve la película. Vale la pena.”

Deborah Dornellas, además de haber sido amiga de Cássia, también fue productora suya durante varios años, más precisamente al final de la década del 80, antes de la grabación de su primer disco. Ella fue quien tomó estas hermosas fotografías. Como dice Deborah, el documental realmente vale la pena, es muy lindo e interesante, recomendable para quien quiera conocer más sobre esta excelente artista y persona que fue Cássia Eller. Link del trailer: https://www.youtube.com/watch?v=rpeKsgJ31bs

 

 

 

 

“…Ahora me siento tan serena, volando sin cuerpo, sólo con mi pensamiento, sin sentir nada, así… sin el sentido del tacto, sólo visión. Y la audición… sólo música… sólo. El único olor que siento es inodoro, O2 puro. No tengo paladar porque no lo necesito ahora. Sólo necesito los oídos y la visión (no los ojos, se ve con el espíritu).

…Y yo sólo quiero cantar, porque es la única manera que tengo de expresarme. Tengo cosas aquí necesitando ser puestas fuera, y qué manera más bonita que he encontrado para expulsarlas… es hermoso, cuando canto y estoy satisfecha. Es loco, cuando canto y estoy angustiada. Cantando sé más de mí. Usted puede pensar que me conoce un poco si algún día habló conmigo, si leyó algo que escribí, si se fue a la cama conmigo, pero créame, usted se sorprenderá cuando me oiga cantar. Esa sí soy yo… mostrándome porque quiero… es cuando soy sincera.”

.Cássia Eller.*  *  *

El puño erguido de Reinaldo. (Delfin Vieira, década del 80)

 

Este es José Reinaldo de Lima, más conocido como Reinaldo, uno de los más talentosos jugadores de la historia del fútbol brasileño, que incomodó a la dictadura militar porque siempre conmemoraba sus goles con el puño erguido, como hacían los Panteras Negras. Con sus posiciones progresistas, Reinaldo, el Rey de Minas Gerais, era visto con desconfianza por el régimen militar, lo que dificultó su trayectoria en la selección brasileña.

(vía: http://imagesvisions.blogspot.com/2016/10/o-punho-erguido-de-reinaldo.html)