En el café Sorocabana. (Panta Astiazarán, 1977)

Ventanal

soro

“Hacía frio en la calle, estábamos en junio, un junio frío como eran los de antes, Pero nosotros, el lector y yo, el de la cámara, estábamos al abrigo en el interior del Sorocabana, iluminados por la espléndida luz que entraba por los grandes ventanales que daban a la Plaza Cagancha. Ya no habrá más cafés con una luz como esa, es algo que pertenece al pasado, afortunadamente registrado por mi cámara y la de otros como yo, que acudíamos atraídos a la luz como insectos.”

 

Seriedad

En el café Sorocabana de la Plaza Libertad

“Este caballero de aspecto tan formal (aunque la corbata era mucho más común esos días) podría haber sido un notario ocupado con alguna escritura. A ciertas horas y cuando el café aún no estaba tan lleno, era un lugar muy agradable y conveniente para trabajar o estudiar.”

 

Libro y café

En el café Sorocabana de la Plaza Libertad

“A este otro caballero me lo imagino como a un profesor de literatura, aprovechando el tiempo para estudiar o por placer, puro y simple. No se había quitado la gorra ni el abrigo, quizás tuviese frío o puede que no pensara quedarse mucho rato. Me pregunto qué habrá sido de ese hermano lector, por dónde andará ahora y cuántos y qué apasionantes libros habrá leído.”

 

(vía: http://www.pantafotos.com/)

Deja un comentario