Dama de la noche.

La dama de la noche florece una vez al año, mas o menos a mitad del verano. La flor se gesta en un par de semanas como un pimpollo cerrado que va creciendo con el pasar de los días. Una noche, al bajar el sol, se empieza a abrir, perfumando toda la habitación. Al amanecer se marchita y muere. Para volver a nacer un año después. Ese es su ciclo.

En este timelapse se puede ver el proceso de esa noche mágica, en que la flor se revela en todo su esplendor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *