Niño con granada de mano de juguete en Central Park. (Diane Arbus, 1962)

 

Esta es una de las fotografías más famosas de la fotógrafa neoyorquina Diane Arbus. La misma fue tomada un día cualquiera en el Central Park. El niño se llama Colin Wood, es hijo del famoso tenista Sidney Wood, y se encontraba jugando en el parque como cualquier otro niño. Arbus mantuvo al modelo parado y empezó a moverse alrededor de él al mismo tiempo que iba disparando el obturador, diciéndole que estaba buscando el mejor ángulo. En un momento el niño se impacientó y le exclamó: “Tome la foto de una vez”, y eso fue lo que hizo la fotógrafa en ese momento exacto. La exclamación, la gestualidad y la granada en su mano derecha le dan al niño un aspecto demencial. Sin embargo, este aspecto no tiene nada que ver con las demás fotos del mismo negativo en las cuales se lo ve, a primera vista, como un niño tranquilo y feliz. Años más tarde, Colin dice no recordar aquella tarde y asegura que, con la perspectiva del tiempo, entiende que Arbus debió reconocer en él la tristeza y ansiedad (sus padres acababan de divorciarse) que ella misma sentía.

 

Niño con granada de mano: Hoja de contacto. El momento de la toma fue importante, pero la elección de Arbus manifiesta la importancia de la edición como parte del trabajo autoral.

Niño con granada de mano: Hoja de contacto. El momento de la toma fue importante, pero la elección de Arbus manifiesta la importancia de la edición como parte del trabajo autoral.

 

“Nunca he tomado una foto como pretendía. Siempre son mejores o peores.”

Diane Arbus

Deja un comentario